Blog

Pablo Bernasconi y su último trabajo: "Mentiras y moretones"

Así como los golpes y el dolor se transforman con el paso del tiempo, la memoria altera las experiencias y abre una brecha entre los episodios y la manera en que son evocados a través del recuerdo: sobre esta cuestión filosófica y otras afines al proceso de escritura confluyen los veinticuatro relatos que integran "Mentiras y moretones", el nuevo libro del ilustrador Pablo Bernasconi que fusiona imágenes sugerentes con una prosa de sutil rastro poético.

"Mentiras y moretones" está destinado a un público amplio que incluye a los chicos pero interpela a los adultos a través de relatos que indagan en las problemáticas recurrentes de la vida moderna: el inconformismo y la búsqueda de la perfección ("Punto imposible"), la ansiedad ("El hombre que nunca estuvo") o las interferencias en la comunicación ("Galleta").

Te dejamos un pequeño anticipo de la entrevista realizada para Telam, y que podés leer completa en este enlace.

 

- ¿Los chicos pueden relacionarse de otra manera con la invención y la imaginación si les inculcamos la idea de que la memoria es una construcción que se vale también de una dosis de "fantasí­a"?
- No creo que sea necesario inculcarles nada a los chicos. Me parece que naturalmente pueden defenderse de las enseñanzas y así­ lo promuevo. Los cuentos, las historias, son menúes personales que acompañan sus crecimientos, pero que en sus versiones más dogmáticas podrí­an interferir en sus decisiones, cosa que me aterra. Mi intención es siempre tangencial, ir por el costado. Y en ese terreno la retórica y la metáfora saben hacer sus trabajos, son suficientemente gentiles como para darles la mano sin tironear.

¿Pensás siempre en obras para chicos que aborden también problemáticas ligadas a la vida adulta?
- Es mi gran tema, y mi propia gran pregunta. Para quién hago los libros. No los hago para los chicos, no los hago para los adultos, no los hago para nadie en particular. Alguna vez dije que estoy escribiendo los libros que me hubiese gustado leer cuando era chico. Que me estoy regalando libros en diferido. Cada vez creo más que mi propia fidelidad estilí­stica e intelectual tiene que ver con completar creativamente mi infancia desde mi presente.

- ¿Hacés "testeo" de tus historias con tus hijos?
- Sí, a veces, con algunos cuentos. Son pequeños déspotas en potencia.

 

 

Share:

¡Publicar comentario!